aquí están, estos son, los soldados de Perón

aquí están, estos son, los soldados de Perón

12/04/2011
/ / /

null

Para Occidente, en­ten­di­do co­mo Europa y EEUU, to­do lo que ocu­rra fue­ra de sí cuan­do no es­tu­vie­ron in­vo­lu­cra­dos de for­ma di­rec­ta ca­re­ce de cual­quier cla­se de va­lor po­lí­ti­co, so­cial o cul­tu­ral. Así no de­be­ría ex­tra­ñar­nos que el pe­ro­nis­mo sea uno de los gran­des des­co­no­ci­dos del co­no­ci­mien­to po­lí­ti­co es­pa­ñol aun cuan­do tie­ne una his­to­ria fas­ci­nan­te. Por eso de­mos gra­cias a Dios a la exis­ten­cia del fan­zi­ne Viernes Peronistas.

Con un es­ti­lo so­ca­rrón y bien ale­ja­do de la ob­je­ti­vi­dad nos van na­rran­do la his­to­ria de los pro­ta­go­nis­tas del pe­ro­nis­mo de un mo­do ame­no y ágil imi­tan­do cier­to to­que à la Nuevo pe­rio­dis­mo del aban­de­ra­do ar­gen­ti­no Rodolfo Walsh. Aunque hay va­rias en­tre­vis­tas ade­más de al­gu­nos ar­tícu­los más aca­dé­mi­cos –am­bos siem­pre bien pla­ga­dos de fo­to­gra­fías o ilus­tra­cio­nes de gran­des au­to­res argentinos- in­clu­so en esos ca­sos siem­pre se man­tie­ne la pre­mi­sa bá­si­ca de cual­quier buen fan­zi­ne que se pre­cie: se ha de en­tre­te­ner ade­más de ilus­trar. Y lo ha­cen con una ab­so­lu­ta ex­ce­len­cia. En és­te so­bre­vue­lo de con­tras­tes nos van pre­sen­tan­do de un mo­do des­or­de­na­do los echos de­trás del con­vul­so pa­no­ra­ma po­lí­ti­co de Argentina du­ran­te el si­glo XX. La his­to­ria en oca­sio­nes lle­ga a pun­tos de to­tal in­ve­ro­si­mi­li­tud con Perón con­ver­ti­do en una suer­te de es­tre­lla del rock pa­ra la ju­ven­tud ar­gen­ti­na o bru­jos tal­mú­di­cos sien­do se­cre­ta­rios per­so­na­les de és­te. Pero, aun con to­da su sor­na y su­rrea­lis­mo siem­pre a flor de piel, siem­pre se man­tie­ne cer­ca­no a los he­chos que re­pre­sen­tan de un mo­do más cer­te­ro la po­lí­ti­ca que con­vul­sio­nó de for­ma más fla­gran­te el mun­do du­ran­te el pa­sa­do si­glo.

Aquí en­con­tra­rán dán­do­se la ma­no tan­to al más elec­tri­zan­te pe­ro­nis­mo p0p co­mo al aca­de­mi­cis­mo más ri­gu­ro­so en la in­ves­ti­ga­ción pa­ra con­for­mar una dís­co­la pa­re­ja que nos re­tra­te la au­tén­ti­ca esen­cia de la fi­gu­ra po­lí­ti­ca tras Perón: una po­lí­ti­ca de con­tras­tes con­tra­dic­to­rios. Y por eso no só­lo es im­pres­cin­di­ble leer Viernes Peronistas, si­no tam­bién in­ten­tar no ol­vi­dar ja­más lo que ocu­rrió en ese tiem­po en aquel lu­gar le­ja­no lla­ma­do Argentina. Nunca hay que de­jar de arro­jar luz so­bre las som­bras de la his­to­ria ofi­cial.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*