The Sky Was Pink

el día: dj hell

null

Si la no­che del nue­vo mi­le­nio es el techno el día es una vuel­ta al pa­sa­do, el ahon­dar en lo re­tro, en los orí­ge­nes de la elec­tró­ni­ca y de nues­tra so­cie­dad al­ta­men­te com­pute­ri­za­da. Y aquí Dj Hell se ti­ra a la pis­ci­na con un ho­me­na­je que ya se in­tuía en el pri­mer cd, el krau­trock.

En es­te se­gun­do cd de Teufelswerk nos re­ga­la Dj Hell una se­sión con­ti­nua­da de lo que bien po­dría ser un split de Kraftwerk con Neu! ale­ján­do­se to­tal­men­te del es­ti­lo techno del pri­mer cd. Melodías lu­mi­no­sas y con un so­ni­do re­tro­fu­tu­ris­ta acom­pa­ñan du­ran­te to­do el dis­co. Así nos da des­de can­cio­nes de un es­ti­lo más en­fo­ca­do a lu­cir in­trin­ca­das gui­ta­rras co­mo Germania o The Angst has­ta mo­men­tos más cer­ca­nos a Kraftwerk co­mo bien pue­den ser I Prefer Women to Men Anyway o Hell’s Kitchen que, a di­fe­ren­cia de los te­mas si­mi­la­res en el pri­mer cd, son lle­va­dos has­ta sus ul­ti­mas con­se­cuen­cias. Todo es­to con­flu­ye en una cu­rio­sa re‐visitación del krau­trock co­mo el ini­cia­dor e ins­ti­ga­dor del techno ac­tual.

Así aca­ba con un dis­co ho­me­na­je a los orí­ge­nes de lo que se­ría su mú­si­ca, ha­cien­do es­ta se­gun­da par­te un ejer­ci­cio de pu­ro krau­trock. Y así Teufelswerk se per­fi­la co­mo un dis­co re­don­do y pro­ba­ble­men­te, co­mo uno de los me­jo­res de la ca­rre­ra de Dj Hell aun cuan­do se ale­ja de su es­ti­lo. ¿Sera es­te qui­zás un pun­to de in­fle­xión en la ca­rre­ra del dj ale­mán?