Tag Archives: Ai Yoshimura

The Sky Was Pink

Llega el otoño. O qué anime de estreno ver en 2015 (IV)

null

Es pe­li­gro­so con­fiar ex­clu­si­va­men­te en nues­tras ex­pec­ta­ti­vas. Aunque des­ha­cer­se de la pri­me­ra im­pre­sión siem­pre es un tra­ba­jo di­fí­cil, en es­pe­cial si és­ta ha si­do ne­ga­ti­va, no po­de­mos con­fiar to­da nues­tra suer­te en el pri­mer pen­sa­mien­to que nos sus­ci­ta un in­di­vi­duo da­do. Incluso si ese in­di­vi­duo es un ani­me. En el ca­so de la tem­po­ra­da de ve­rano, es­to se ha he­cho par­ti­cu­lar­men­te pa­ten­te. De las tres se­ries en que ha­bía­mos pues­to nues­tras ex­pec­ta­ti­vas nin­gu­na de ellas con­si­guió su­pe­rar cier­ta irre­gu­la­ri­dad he­re­da­da de su guión, in­clu­so cuan­do ex­pe­ri­men­tan con un gus­to ex­qui­si­to en tér­mi­nos de ani­ma­ción o es­cri­tu­ra ha­cien­do hin­ca­pié en el ca­so de Ranpo Kitan: Game of Laplace, la jo­ya de la tem­po­ra­da — , y aque­lla en la cual no te­nía­mos par­ti­cu­la­res ex­pec­ta­ti­vas ha aca­ba­do sien­do la apues­ta más só­li­da de la tem­po­ra­da. En es­ta san­ta ca­sa he­mos aca­ba­do sien­do fa­ná­ti­cos de Prison School, pe­ro no por en­ci­ma de su muy su­pe­rior man­ga. Aun con to­do, las dos se­ries que más han des­ta­ca­do han que­da­do fue­ra de la lis­ta: Ore Monogatari!, que al te­ner tem­po­ra­da de vein­ti­cua­tro epi­so­dios apa­re­ce en la lis­ta de pri­ma­ve­ra, y Durarara!!x2 Shou, que es una secuela.

Eso no sig­ni­fi­ca que la tem­po­ra­da ha­ya si­do ma­la, mas al con­tra­rio: de las tres que lle­va­mos, ha si­do la más só­li­da con bas­tan­te di­fe­ren­cia. Aunque es cier­to que en tér­mi­nos de es­cri­tu­ra les ha fal­ta­do a to­das un pun­to pa­ra al­can­zar la ge­nia­li­dad, o que de he­cho no ha ha­bi­do nin­gu­na que ha­ya ter­mi­na­do de asen­tar­se co­mo un must see, su ca­li­dad ha su­pe­ra­do am­plia­men­te la me­dia ya no del ani­me, sino de la te­le­vi­sión en ge­ne­ral. Lo cual no es po­co. Por su par­te, la tem­po­ra­da de oto­ño se pre­sen­ta mo­vi­da con has­ta sie­te ani­mes que de­be­mos se­guir­les la pis­ta. En tan­to la re­cién es­tre­na­da tem­po­ra­da de oto­ño de ani­me se pre­sen­ta bas­tan­te in­tere­san­te, has­ta el pun­to te­ner que de­jar fue­ra tres se­ries que po­dría­mos arre­pen­tir­nos en el fu­tu­ro de no ha­ber aña­di­do, no se­gui­mos dán­do­le vuel­tas. Allá vamos.

Continue reading