The Sky Was Pink

el vicepresidente ha muerto

null

La ori­gi­na­li­dad es­ta so­bre­va­lo­ra­da, el cul­to por to­do lo que sea no­ve­do­so y asom­bro­sa­men­te nue­vo en­mas­ca­ra una gran ver­dad, to­da­vía no he­mos per­fec­cio­na­do ni lo que se su­po­ne su­pe­ra­mos.

Shadow Complex es un me­troid­va­nia next‐gen que nos po­ne en la piel de Jason Flemming un jo­ven bien en­tre­na­do que se ve­ra en­vuel­to en la des­truc­ción de un com­ple­jo te­rro­ris­ta que quie­re con­quis­tar EEUU pa­ra sal­var a su no­via. Si bien su ar­gu­men­to es cri­ti­ca­do por po­co ori­gi­nal y ma­ni­do se ci­mien­ta muy há­bil­men­te co­mo una es­cu­sa per­fec­ta pa­ra una con­ti­nua en­sa­la­da de ti­ros y de in­ves­ti­ga­ción al más pu­ro es­ti­lo Metroid. Y es que en la ju­ga­bi­li­dad en­con­tra­mos la ver­da­de­ra sal­sa de Shadow Complex, una ac­tua­li­za­ción de los pri­mi­ge­nios Metroid en 2D a unos ele­gan­tes 2.5D con los grá­fi­cos de la ac­tual ge­ne­ra­ción.

Este es un jue­go de la vie­ja es­cue­la con piel de jue­go ac­tual, uno que en­tien­de que no ha­cen fal­ta ne­ce­sa­ria­men­te ar­gu­men­tos su­pues­ta­men­te tras­cen­den­tes pa­ra ha­cer un buen vi­deo­jue­go, lo im­por­tan­te es la ju­ga­bi­li­dad, ¿el ar­gu­men­to?, so­lo una es­cu­sa pa­ra que avan­ces al un po­co más di­fí­cil to­da­vía.

Corre, sal­ta, dis­pa­ra, apun­ta con la lin­ter­na, uti­li­za el gad­get ade­cua­do, re­co­ge el ob­je­to, vuel­ve atrás, re­pi­te. Con es­to ya tie­nes el me­ca­nis­mo bá­si­co del jue­go, no hay más, so­lo un es­ti­lo ar­ca­de, una ju­ga­bi­li­dad per­fec­ta y unos es­ce­na­rios me­di­dos has­ta lo ob­se­si­vo. Tómalo o dé­ja­lo.